🔥 Ofertas de Bolsas Gel Frío/Calor 👉 ¡ENTRAR AQUÍ!

Las mejores bolsas de gel frío/calor para aliviar el dolor por distensiones y desgarros musculares - Guía de Compra: 2022

Las contracturas y los tirones musculares son algunas de las lesiones musculoesqueléticas más comunes. Aunque suelen ser muy dolorosas e incómodas, no son lesiones muy graves y peligrosas.

El uso de bolsas de gel calientes y frías para aliviar los esguinces y las distensiones musculares suele ser el método más fácil y cómodo. Es muy eficaz cuando se hace correctamente, y lo mejor es que no tiene efectos secundarios. Si quieres saber más sobre esta terapia, ven a vernos.

¿Cuál es la mejor bolsa con gel frío/calor para contracturas y distensiones musculares?

Tolaccea - Manga de compresión con Paquete de gel frío reutilizable para lesiones en codo y antebrazo
  • Material: Nylon
  • Usos: Brazo, Codo, Pierna y Rodilla
  • Tipo de ajuste: Elástico
  • Funda: Si
  • Nº de unidades: 1 Paquete de Gel
  • Ajuste óptimo
  • Terapia frio/calor
  • Apto para microondas
  • Para varias zonas del cuerpo
  • Diseño voluminoso
  • Solo tallas grandes
Los beneficios de la terapia y de frío y de calor los podrás conseguir con facilidad a través de la codera Tolaccea. Esta manga compresiva cubre los 360° del área de tratamiento, lo cual ayuda a una fácil recuperación. Puedes usarlo en el gimnasio o cuando estás en tu casa, ya que su compresión gradual estimula la circulación de la sangre y evita su desplazamiento.

Es apta para microondas y congelador y la almohadilla de gel es reutilizable, lo cual te servirá para conservar este producto por mucho tiempo. No restringe la movilidad del codo gracias a que su sistema no es en velcro, ayudando a mantener una mejor comodidad durante el uso. Es recomendado para mujeres y varones, pero en algunos casos puede deslizarse debido a que no genera el ajuste correcto en determinados tamaños de codo.

GelpacksDirect - Paquete de gel frío-calor reutilizable y multiusos para lesiones deportivas
  • Material: Nylon
  • Usos: Varias zonas
  • Tipo de ajuste: Correa con Velcro
  • Funda: Si
  • Nº de unidades: 1
  • Apta para varias zonas del cuarpo
  • Manual con ejemplos de uso
  • No apta para microondas
La banda elástica con gel para terapia de frío y calor Gelpacks Direct puede ser usada en el tobillo para aliviar el dolor de tendinitis aquiliana y de torceduras. Los efectos terapéuticos que produce el frío y el calor permiten una oxigenación mejor en los músculos y fibras de tendones con lo cual ayuda a conseguir una relajación más efectiva y rápida. Su diseño también puede ser usada en el codo y rodilla, convirtiéndose así en un versátil paquete de gel.

Con solo usar el refrigerador y el microondas conseguirás la temperatura terapéutica necesaria para la vasodilatación. Gracias a ello, vas a disminuir la inflamación, aliviar los dolores y eliminar hematomas. No pierdas más tiempo y elige un producto que cuidara de tu salud siempre, aunque debes considerar que la duración de los materiales puede ser ineficiente en algunos casos.

Medcosa - Bolsa de hielo en gel para uso deportivo con cintas de sujeción flexibles
  • Material: Nylon
  • Usos: Rodilla, Espalda y Cuello
  • Tipo de ajuste: Correa con Velcro
  • Funda: Si
  • Nº de unidades: 1
  • Correa ajustable
  • Apta para varias zonas del cuerpo
  • Materiales de calidad
  • Compresión ajustable
  • Solo terapia de frío
  • Solo una talla
La faja térmica Medcosa, rellena de arroz, es ideal para ser usada en la recuperación de cirugía de rodilla o en tratamientos por lesiones por traumatismos. Esto se debe a que el tamaño de las semillas y las cápsulas que presenta su estructura se adaptan con facilidad al cuerpo del usuario y también a que sus correas elásticas generan compresión para estimular la dilatación de los vasos sanguíneos.

La terapia de frío la puedes aplicar de forma fácil, solo necesitarás colocar la banda en el refrigerador por alrededor de 3 horas hasta conseguir la temperatura necesaria que oxigene las fibras musculares y tendinosas. También tienes la opción de aplicar la termoterapia con solo un minuto en el microondas. El relleno es reutilizable y puede durar mucho tiempo, pero debes tener en cuenta que un calentamiento mayor suele provocar quemaduras e irritaciones en la piel.

KEDLEY - Bolas Frío/calor reutilizable multiusos para aliviar el dolor muscular y articular
  • Material: Nylon
  • Usos: Codo, Espalda, Rodilla, Tobillo
  • Tipo de ajuste: Correa con Velcro
  • Funda: Si
  • Nº de unidades: 1 Paquete de Gel
  • Paquete extra grande
  • Apto para microondas
  • Terapia frio/calor
  • Cinta con velcro ajustable
  • Flexibilidad media con terapia de frío
  • Diseño voluminoso
La codera reutilizable con gel frío y caliente Kedley es perfecta para ser usada después de los entrenamientos. El material de la banda flexible mantendrá la manga ajustada todo el tiempo para aumentar la comodidad y la compresión. Gracias a estos beneficios obtendrás resultados terapéuticos mucho más rápido y evitarás los movimientos nocivos que suelen afectar a la articulación.

Puedes usar este paquete de gel reutilizable para tratar el síndrome de codo de tenis, artritis y bursitis con solo colocarlo en el microondas o en el refrigerador para conseguir la temperatura deseada. Los puntos de apoyo pueden ir modificándose de acuerdo con tus necesidades, ya que solo necesitas correr la funda protectora para que obtengas mejores resultados. En algunos usuarios, la calidad del material y la compresión provocaron irritaciones en la piel.

Koolpak - 2 Packs Almohadillas térmicas reutilizable con envoltura elástica de compresión
  • Material: Nylon
  • Usos: Espalda
  • Tipo de ajuste: Correa con Velcro
  • Funda: Si
  • Nº de unidades: 2
  • Terapia frio/calor
  • 2 Unidades por pedido
  • Acabados a mejorar
Si quieres continuar con tu rutina diaria y mantener el rendimiento deportivo necesitarás usar una envoltura de compresión que alivie el dolor y desinflame los tejidos afectados. Para obtener el máximo provecho de los beneficios de la termoterapia y terapia de frío vas a necesitar aplicar de forma directa la temperatura necesaria. Es por ello que te recomendamos el par de almohadillas de gel Koolpak, el cual puede ser usado por mujeres y varones de forma indistinta.

Es apto para tratar síntomas de tendinitis, rotura de ligamentos, inflamación del tendón de Aquiles y rigidez en los isquiotibiales. Esto se debe a su facilidad de adaptación a la anatomía del usuario y a la tecnología usada para estimular la circulación sanguínea por medio de la compresión. Usa la nevera para enfriar el gel o el microondas para aplicar la termoterapia y combinar los efectos de ambos tratamientos. Su tela no es transpirable.

Euphoria Bliss - Compresa de gel frío y calor para aliviar el dolor articular en rodilla y tobillo
  • Material: Nylon
  • Usos: Rodilla, Tobillo y Piernas
  • Tipo de ajuste: Correa con Velcro
  • Funda: No
  • Nº de unidades: 1
  • Varios modelos
  • Totalmente ajustable
  • Terapia frio/calor
  • Apto para mascotas
  • Duración terapias corta
  • Diseño voluminoso
La envoltura reutilizable Euphoria Bliss es ideal para aliviar dolores en isquiotibiales, descomprimir la inflamación de rodilla y eliminar moretones por medio de la terapia de frío y calor. Es necesario calentar en el microondas o enfriar en el refrigerador la almohadilla de gel para colocarla dentro de su propia funda. Luego, tendrás que mantener la temperatura controlada para conseguir los beneficios de cualquiera de los dos tratamientos complementarios.

La cinta ajustable le dará estabilidad y compresión a la articulación, por lo que el dolor también va a disminuir gracias a la terapia de presión. Puede ser usada durante el entrenamiento físico o después de un largo día de trabajo, ya que la sensación de fatiga y los calambres desaparecen de inmediato. Puede ser usada por cualquier persona porque su talla se adapta bien a la anatomía de la pierna, pero considera que la tela puede causar irritaciones.

Medcosa - Bolsa grande de hielo en gel para lesiones deportivas y alivio del dolor de espalda, hombros y piernas
  • Material: Nylon
  • Usos: Varias zonas del cuerpo
  • Tipo de ajuste: Ninguno
  • Funda: Si
  • Nº de unidades: 1 Paquete de Gel
  • Apta para varias zonas del cuerpo
  • Larga duración de terapias
  • Terapia frio/calor
  • Acabados de calidad
  • Flexibilidad media con terapia de frío
  • No apto para microondas
Mejora la amplitud articular de la cadera con una almohadilla térmica Medcosa. Su relleno está compuesto de un gel médico que permite aplicar con facilidad los beneficios de la terapia de frío y la termoterapia. Gracias a esta ventaja es posible conseguir más rápido la desinflamación de los tendones y músculos del área afectada y, al mismo tiempo, acortar la recuperación de cualquier tipo de lesión en la espalda baja.

Puedes aplicar este tratamiento en varias parte del cuerpo y sin depender de nadie. Solo necesitarás conseguir la temperatura terapéutica, colocando en el refrigerador o en el microondas, y luego ubicarla en las áreas lumbares sensibles. Es recomendable para tratar síntomas de ciática, tirones musculares e inflamación en los discos. El material puede sobrecalentarse a medida que lo uses y suele perder la propiedad de retención de temperatura.

Magic Gel - Manta rellena de gel frío extra grande para espalda, glúteos, piernas y cuerpo completo
  • Material: Nylon
  • Usos: Cuerpo completo
  • Tipo de ajuste: Ninguno
  • Funda: Si
  • Nº de unidades: 1 Paquete de Gel
  • Para todo el cuerpo
  • Terapia de frio duradera
  • Poca flexibilidad al congelarla
Utiliza tu tiempo para entrenar o para relajarte en lugar de buscar remedios que no te servirán de nada para aliviar el dolor de cadera. Para ello, te recomendamos que uses la manga térmica extra larga Magic Gel. Su diseño ergonómico y liviano se adapta con facilidad al usuario, logrando que la terapia de frío estimule la vasodilatación en los tejidos en cada una de las fibras que acumulan toxinas.

Dos factores importantes para recalcar son la construcción con materiales de alta calidad y condición de reutilizable, esto ayuda a prolongar el tiempo de uso durante cada sesión y alarga la vida útil de la bolsa térmica. Pero debes tener en cuenta que no posee correas ajustables, lo cual contribuye a limitar el uso, ya que necesitarás estar acostado o sentado durante cada tratamiento. Puede ser usado por varones y mujeres para tratar la lumbalgia, dolores menstruales y ciática.

Vídeo: ¿Cómo utilizar las compresas de gel calientes y frías?

Tipos de compresas calientes y frías que debes conocer

¿Cuáles son las causas de una distensión muscular?

Como mencionamos anteriormente, estas dos entidades son las afecciones musculoesqueléticas más comunes:

Las contracturas musculares

Una contractura muscular no es más que una contracción permanente e involuntaria del músculo. Se caracterizan por un acortamiento de las fibras musculares debido a un esfuerzo excesivo. Todo músculo debe contraerse y expandirse para poder moverse correctamente. En cambio, cuando un músculo se contrae, no se relaja y la zona queda endurecida y dolorida.

Se producen en función del momento en que se realiza el esfuerzo físico:

  • Durante el esfuerzo físico: Suelen aparecer cuando el esfuerzo físico es elevado, ya sea por falta de entrenamiento o por el esfuerzo del ejercicio. Esto se debe a la incapacidad del cuerpo para eliminar los productos del metabolismo muscular, lo que provoca dolor e inflamación.
  • Después del esfuerzo físico: Se debe a la incapacidad del músculo de volver a su estado de reposo o relajación tras el esfuerzo físico. Tras una actividad física intensa, se acumula en él una gran fatiga que no le permite volver a relajarse.
  • Contracturas residuales: Estas contracturas se producen después de una lesión o traumatismo muscular. Como mecanismo de defensa, el músculo se contrae para proteger la zona lesionada, pero tiende a seguir trabajando incluso después de que la lesión se haya curado. Esta persistencia de la lesión provoca una contractura muscular residual.

A continuación hablaremos del desarrollo y las principales causas de una contractura muscular:

  • Sobrecarga: Es una de las causas más comunes y destacadas. Cuando se exige una intensidad repentina o continua a un músculo, éste puede lesionarse y contraerse. Las personas que no hacen ejercicio con frecuencia o no se preparan antes de hacerlo son más propensas a sufrir distensiones musculares.
  • Cambios bruscos de temperatura: Cuando el músculo se ve sometido a un cambio brusco de temperatura, puede provocar una contracción involuntaria y dolorosa. Ocurre con mucha más frecuencia cuando el músculo está caliente y se expone a un frío extremo.
  • Estrés emocional: Cuando un organismo está expuesto a una situación de estrés, se produce una acumulación de tensión en todos los músculos del cuerpo humano. Esto favorece el desarrollo de contracturas musculares.
  • Deshidratación: La pérdida de agua y de electrolitos, como el potasio, el magnesio y la glucosa, puede provocar un fallo muscular. Todos estos elementos permiten que los músculos funcionen correctamente, y cuando hay un déficit, el metabolismo normal se ve afectado, lo que conduce a la contractura.
  • Edad avanzada: Las personas mayores son más propensas a sufrir contracturas musculares porque pierden elasticidad y flexibilidad.

Esguinces

Los esguinces son una lesión completamente diferente a las distensiones musculares. Mientras que las distensiones musculares se producen en cualquier músculo del cuerpo, los esguinces se limitan específicamente a las articulaciones. Así, los esguinces se definen como el estiramiento, el alargamiento o la rotura de los ligamentos que conectan las articulaciones. El esguince más común que sufre la gente es el del tobillo.

Los esguinces suelen clasificarse en tres tipos según su gravedad:

  • Grado I: Se trata de la forma más leve de esguince, en la que los ligamentos se tensan pero no se rompen. En este grado, hay dolor intenso e incluso inflamación, pero no hay restricción de movimiento.
  • Grado II: Este tipo de esguince se caracteriza por una rotura parcial del ligamento. En este caso, el dolor es mucho más intenso y la articulación está más limitada en su movimiento.
  • Grado III: Es la forma más grave, en la que se produce una rotura completa del ligamento, también con desprendimiento del hueso. También puede haber dislocación, lo que compromete aún más la integridad de la articulación. En este caso, hay inmovilidad de la articulación, dolor extremadamente severo y resolución quirúrgica.

Los principales motivos de los esguinces son:

  • Esguince: Los esguinces son mucho más frecuentes en los miembros inferiores, especialmente en el tobillo. Se produce cuando el pie pierde su estabilidad al caminar o correr sobre una superficie irregular.
  • Ciertas actividades deportivas: Los giros bruscos o la sobrecarga de una extremidad durante las actividades deportivas pueden provocar esguinces. Son comunes en los esguinces de rodilla, mano y pulgar.
  • Traumatismos o caídas: Un golpe en una extremidad puede causar un esguince, al igual que una caída. Las muñecas se lesionan a menudo por caídas y paradas de manos.
  • Fatiga muscular: los músculos agotados son menos capaces de sostener bien las articulaciones.
  • Equipamiento inadecuado: El equipamiento deportivo en mal estado puede provocar lesiones como los esguinces. Suele ser el caso de los zapatos que no se ajustan al pie porque son demasiado grandes o demasiado pequeños.

¿Qué es mejor para aliviar el dolor muscular: el frío o el calor?

Las terapias de frío y calor son una de las formas más rápidas y sencillas de aliviar el dolor de los esguinces o distensiones musculares. El uso de uno u otro depende de si la lesión es aguda o retardada. Lo más fácil es utilizar compresas de gel calientes o frías. Es importante conocer los beneficios de cada una para priorizar su uso:

Beneficios de la terapia de frío

La terapia de frío o crioterapia es muy útil para los procesos inflamatorios, especialmente cuando son agudos. Su eficacia radica en su aplicación dentro de las 48 a 72 horas posteriores a la distensión o contractura muscular.

La inflamación está causada por las células muertas y dañadas, que desencadenan la invasión de las células reparadoras, provocando una mayor inflamación. El frío también reduce la permeabilidad de los capilares, lo que impide la extravasación de líquido en el tejido intersticial, evitando así el edema.

Los beneficios del frío incluyen:

  • Reducción del flujo sanguíneo: La reducción del flujo sanguíneo debido a la vasoconstricción conduce a una menor hinchazón y edema.
  • Interrupción de la transmisión del dolor: El frío inactiva los receptores del dolor en los nervios periféricos, lo que provoca una respuesta analgésica. La aplicación local de frío provoca picor durante los primeros segundos, luego dolor y finalmente alivio del dolor.
  • Favorece la regeneración de los tejidos: la fase de reposo permite que el tejido se recupere gradualmente y con una mejor respuesta. El frío evita que se produzcan hematomas y daños en el tejido adyacente, por lo que se puede observar una mejora significativa en poco tiempo.

Beneficios de la terapia de calor

El calor también es muy eficaz para retrasar el dolor musculoesquelético y los procesos inflamatorios. Nunca debe aplicarse calor a una herida que acaba de desarrollarse, ya que el calor provoca un aumento de la vasodilatación. Esto provoca un aumento del flujo sanguíneo, que puede agravar un proceso inflamatorio agudo.

Si una lesión tiene más de 3-4 días y el dolor persiste, responderá mejor al calor local. La dilatación vascular permite un mejor flujo sanguíneo, lo que permite que lleguen más oxígeno y nutrientes a los músculos y tejidos dañados. Cuando el suministro de sangre es mejor, las células reparadoras pueden migrar y promover la curación del tejido.

Cuando los ligamentos y músculos dañados mejoran significativamente, el dolor también se reduce en gran medida. Algunos de los beneficios del calor pueden resumirse como sigue:

  • Favorece la cicatrización y la regeneración de los tejidos: el aumento del flujo sanguíneo permite una mejor nutrición y oxigenación de las células y los tejidos, lo que favorece la recuperación de los músculos y los ligamentos.
  • Aumenta la elasticidad y la flexibilidad: el calor recupera los tejidos y permite una mejor relajación de los ligamentos y los músculos, lo que se traduce en una mayor elasticidad y flexibilidad.
  • Reduce la rigidez articular: Esto se debe a sus propiedades relajantes sobre los ligamentos y los músculos.
  • Alivia el dolor: El calor también alivia el dolor al actuar sobre los receptores del dolor de los nervios periféricos.

¿Cómo usar las compresas de gel calientes y frías para aliviar los tirones musculares?

Hay dos formas de utilizarlas con seguridad. Pueden enfriarse en el congelador o el frigorífico y calentarse en el microondas o al baño María. A continuación se explica cómo utilizarlas correctamente a ambas temperaturas:

En frío

Refrigerar las bolsas es muy fácil si se siguen las siguientes recomendaciones:

  • Mantenga la bolsa de gel en el frigorífico o en el congelador durante al menos 2 horas.
  • Saca la bolsa de gel del congelador y comprueba que está a la temperatura adecuada.
  • Comience a aplicarlo en la zona de la herida. Con nuestras compresas, no es necesario colocar fundas o paños protectores sobre la herida. Se pueden utilizar directamente, ya que tienen una unión suave en una de las caras.
  • Realice exposiciones al frío durante 10-15 minutos cada hora. Esto debe repetirse durante 48 a 72 horas después de la lesión.
  • No exceda el tiempo de aplicación de las compresas de gel para evitar quemaduras por frío o daños en la piel.
  • Es importante observar el lugar donde se aplica el frío y vigilar los cambios de color de la piel.
  • Se recomienda combinar la terapia con periodos de descanso durante los cuales la zona afectada esté elevada.
  • Guarde el paquete de gel en el congelador para su uso posterior.

En caliente

Si ha optado por utilizar el microondas, siga estas recomendaciones para un proceso seguro:

  • Cocer en el microondas a 800 W durante 30 segundos.
  • Compruebe el proceso de calentamiento controlando la temperatura mediante el tacto. La bolsa debe ser masajeada para que la temperatura se distribuya adecuadamente en el paquete.
  • Si la bolsa no está a la temperatura adecuada, se puede calentar durante otros 10 segundos.
  • Si la bolsa se calienta demasiado, déjela a temperatura ambiente y vuelva a calentarla.
  • Una vez que la temperatura sea perfecta, puede empezar a aplicarla en la zona a tratar durante 15 o 20 minutos cada hora. Este proceso puede repetirse durante el tiempo que sea necesario.
  • Compruebe si la superficie del paquete de gel se expande en el microondas. Esto sólo significa que se ha sobrecalentado y debes dejar que se enfríe y volver a calentarla.
  • Si la bolsa se rompe, deja que se enfríe y luego deséchala.
  • Nunca calientes una bolsa de gel en el horno o en la parrilla.

Las mejores bolsas rellenas de gel calientes y frías para aliviar el dolor

¿Por qué confiar en nosotros?

Este contenido ha sido evaluado y verificado por nuestro equipo de editores especializados que investigan, prueban y recomiendan los mejores productos de forma libre e independiente; puedes conocer más sobre nuestro proceso de revisión aquí. Ocasionalmente podemos recibir comisiones por las compras realizadas a través de los enlaces que hemos seleccionado.